x Neverland: Más Allá.

18 sept. 2015

Más Allá.

-Capítulo 2. Pero... ¿Qué es esto?-

Bajé los escalones hasta el primer piso donde me esperaba Isuno con una cara de felicidad que, siendo sincero, tenía su parte tenebrosa. Mi hermana se quedó mirándonos con una sonrisa picara y nos dejó a solas en la sala de estar.



- ¡Saito-kun! - dio una palmadita al lado de donde estaba sentada para que me pusiera junto a ella.

- Hola. - me senté.

- Veamos... - comenzó a sacar cosas de su cartera - Para mañana. - revisó su agenda.- Tenemos deberes de matemáticas, historia ... buff... Creo que nos estaremos hasta tarde. - dijo contenta.

No entendí bien por que puso ese tono, personalmente no quiero estar hasta tarde. Hoy solo quiero descansar.

Pasaban las horas. De vez en cuando iba mirando el reloj que había encima del recibidor, sin embargo parecía que al mirarlo el tiempo pasara aún más lento.A Isuno no parecía molestarle el hecho de estar haciendo deberes, todo lo contrario, parecía entusiasmada.

Acabamos unos ejercicios y me levanté de la mesa.

- ¿Saito-kun? Aún no hemos terminado.- alzó la cabeza para mirarme.

- Lo sé. Hoy no me encuentro muy bien Isuno. Deberíamos déjalo ya, vete a casa.

- P-Pero...

- Es tarde. - señalé el reloj que marcaba las siete y cuarto.

- No es tan tarde... - puso una voz un poco más aguda de lo normal y me miró con unos ojos tristes.

- Te prometo que continuaremos otro día. - dije soltando un suspiro al acabar la frase.

Isuno recogió y sin decir una palabra más se fue. Salí del comedor con la intención de ir otra vez de vuelta a mi habitación pero Asu me agarró del brazo.

- ¿Por qué la chica esa se ha ido hoy tan pronto? No parecía muy contenta cuando ha salido por la puerta...

Me voltee para contestar.

- Es que no teníamos muchas cosas que hacer. Por eso se ha ido... Voy a mi cuarto.

- Saito... Estás extraño hoy. - puso su mano sobre mi frente antes de dejarme marchar.

Me aparté de ella en cuanto me soltó y volví a mi habitación. Estando ya allí traté de tranquilizarme, gracias al silencio que había en esos momentos conseguí olvidar aquellas imágenes horribles y me quedé dormido...
A la mañana siguiente un sonido raro me despertó. Abrí los ojos molesto por la luz... Entonces vi una bolita blanca con unos ojos brillantes que estaba sobre mi pecho observándome con gran expectación.

- Nyuu...?....

-¡¡¡WOAH!!! - pegué un salto incorporándome sobre la cama.

El pequeño ser peludo cayó rodando sobre las sábanas. Lo observé con curiosidad cuando logré calmar mi sobresalto pero no pude inspeccionarlo mucho ya que oí que la puerta se abría. Antes de que nadie entrara a la habitación, cogí al animal y lo metí rápidamente dentro de el primer cajón que pillé.

- ¿Hermanito? - una cabeza se asomó por la puerta- ¿Pasa algo? Te he escuchado gritar.

- N-no, no pasa nada... hehe - sonreí intentando disimular mientras aguantaba con una mano el cajón para que no se abriera.

- Vale.El desayuno ya está listo, será mejor que bajes o se enfriará. - cerró la puerta.

En cuanto Asu salió suspiré y abrí el cajón donde estaba la pobre criatura... La cual cayó al suelo sin darme cuenta y empezó a rodar con uno de mis calzoncillos enredado.
Para mi desgracia Asu entró de nuevo sin avisar.

- Saito aquí tienes la ropa... - se quedó contemplando el calzoncillo "andante" y me miró- ¿Cuanto hace que no los pones a lavar?

- E-Esto...

Recogió el calzoncillo del suelo con asco. Eso desenredó al pobre animalito el cual volvió a caer al suelo.

- Bueno los llevo a lavar... - dejó mi ropa limpia y doblada sobre la cama. - ¡Cámbiate ya y baja!

- ¡S-si,ahora voy!

Volvió a irse y sin pensarlo dos veces atrapé a la criatura que se había quedado totalmente desorientada. Me vestí y la puse en mi bolsillo con cuidado.
Fui a desayunar, el primer piso de la casa se notaba muy calmado. Asu estaba haciendo su almuerzo.

- ¿Mamá no ha vuelto?- dije mientras me adentraba en la cocina.

- No. Aún no, seguro que había mucho trabajo en el hospital y decidió quedarse hasta tarde.- respondió sin quitarle ojo a lo que estaba preparado.

- Ah... ¡Eh! - noté que algo se movía en mi bolsillo y inmediatamente metí la mano para agarrar al animalillo.

- ¿Qué? - se giró.

- ¡N-N-Nada jajajaja! - no pude detener al animal, no paraba de moverse... hacía cosquillas...

- ... Desde ayer que estás muy raro. ¿Quieres ir al médico?

- N-No hace falta... - un escalofrío recorió mi cuerpo- E-Estoy bien.

- De acuerdo... - me miró a los ojos. - Hermanito tienes ojeras... y de verdad que no haces muy buena cara. Será mejor que te quedes hoy en casa. ¡Ahora tengo que irme! Tienes todo lo que necesitas además mamá llegará pronto.

Asentí sorprendido y me despedí de mi hermana. Es la primera vez que Asu me deja quedarme en casa, debo tener una cara espantosa...
Estando solo dejé al pobre animal sobre el escritorio de mi habitación y empecé a observarlo detenidamente.
La verdad es que después de estarlo mirándolo mucho rato me pareció adorable.Tenía unos grandes ojos amarillos y un pelaje plateado...

- Parece que ya estás más a gusto.- dije acariciándole.

- Grrr....

Después de hacer ese ruido el pequeño ser comenzó a moverse otra vez. Fue directo al filo de la mesa y antes de darme tiempo a cogerlo se tiró. Yo me caí al suelo con él, pues perdí el equilibrio de la silla al intentar salvarlo.

- Buenos días mi señor.

- ¿?... -miré sorprendido hacia arriba.

- ¿Estás bien? - ayudó a que me pusiera en pie.

- ¿¡Q-Quien eres tu!? - me eché atrás.

Él tan sólo sonrió... Es un hombre alto, de ojos amarillos y melena plateada... Un momento....

- Mi nombre es Fukay, señor. Desde ahora estoy a su servicio.- hizo una reverencia.

¡¿Como es posible?! ¿Qué ha pasado? No puede ser... la criatura de antes...

- ... - le examiné de arriba a abajo confuso. - T-Tu...eres... -señalé el sitio en donde tenía que haber aterrizado el animalito.

- ¡Si! Es mi forma de camuflaje.~~

- ¿¡Camuflaje?! ¡Eso no camufla nada! ¡¡Al revés!!

- Hahahaha su hermana no se ha dado cuenta de mi presencia señor, así que si funciona. - siguió sonriendo.

- ... - me di yo mismo una palmada en la cara.

¿Qué es esto?... No entiendo nada...

Continuará.

2 comentarios:

  1. ¡Oh, que sigue interesante! Me intriga saber qué va a suceder owo

    seguiré leyendo. Gracias por compartir tu historia <3

    Bye!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje x3 Me hace feliz saber eso ewé!!
      Espero que te gusten los próximos capítulos!!
      Y no tienes que agradecer nada, gracias a ti por leerla!! *-*

      Byee~~

      Eliminar

Plantilla hecha por Kyaru de SweetLove | Créditos