x Neverland: Más Allá.

15 sept. 2015

Más Allá.

-Capítulo 1. Así es la vida.-


"El mundo es un lugar tranquilo... Todo ser sigue su rumbo... El camino de la vida es incierto. " Se escuchó una pausa antes de proseguir. "Pero, ¿Qué es la vida?"
Abrí mis ojos despacio y miré instintivamente la hora. Ya había sonado la campana de salida, pero el profesor de filosofía seguía hablando, sus clases se hacen eternas sobretodo si habla de sus temas "especiales". Como "¿Qué es la vida?" mi respuesta a esa pregunta es "No lo sé", nunca me lo he planteado, la gente normal somos de lo más aburrida. Todos los días son iguales, te levantas, desayunas, vas a clase, vuelves a casa, comes... y duermes, esa es nuestra vida.



Recogí mis cosas y salí de clase. Al llegar a la puerta de entrada el macarra del instituto se interpuso en mi camino.

- ¿Te crees que vas a irte tan tranquilo? De hoy no pasa.- dijo mientras me barraba el paso.

- ... - ni siquiera le miré.

Intenté avanzar ignorándolo pero antes de poder hacerlo me agarró del hombro.

- Kimura... es que no me has escuchado...?- susurró acercándose a mi oído.

A los pocos minutos llegaron los demás que formaban su grupo y poco a poco estuve totalmente acorralado.

- ¿Qué queréis? - dije resoplando cansado de estar retenido entre esos imbéciles.

- Ya sabes que queremos.

Sin darme cuenta y sin entender como, me vi tirado en el suelo con el labio sangrando.
Limpié la sangre que caía por mi barbilla y me levanté quitándome la arena que se había quedado en mi uniforme y en gran parte de mi chaqueta.

- ¿Que pasa Kimura? ¿Vas a llorar?... Llevas semanas sin traer un yen a clase. Y el otro día me echaron del aula por tu culpa.

- ... - miré al suelo- Te echaron por que eres un idiota y haces ruido. - cogí mis gafas que se habían caído también por el impacto. Uno de los cristales se había partido.

- ¡¿ES QUE QUIERES QUE TE DE OTRO PUÑETAZO?! - dijo alzando el brazo enfrente de mi.

- No. - guardé las gafas en la cartera.

- Trae mañana el dinero para el almuerzo y quizás te perdone.

- ... - le empujé bruscamente apartándolo de mi camino y comencé a andar.

Por lo visto no me siguieron... El chico que me golpeó se llama Hiroto, hace unos meses le pidió salir a mi hermana Asu, ella es un año mayor que yo... Y la respuesta que le dio obviamente fue "No", desde entonces Hiroto siempre lo ha pagado conmigo. Sin embargo ya no me importa, hace tiempo que dejó de importarme lo cierto es que uno se acaba acostumbrando.

En el camino me encontré con Yuta. Él es el nuevo novio de Asu. Se mudó hace mucho tiempo... siempre me ha llamado la atención su forma de ser, es muy abierto, todo lo contrario a mi.

- ¡Ey! ¡Saito! - dijo Yuta con alegría.

- Hola. - tapé de inmediato la herida del labio con la bufanda que llevaba.

- ¿Qué haces por aquí?- echó una ojeada a su reloj.- Ya es tarde. Casi pasa la hora de comer.

- Si. Lo sé. Me entretuve eso es todo. - agaché la cabeza.

- Oh vaya. ¡Esta tarde iré a ver a tu hermana! Podemos jugar un rato juntos. - sonrió levemente y se fue.

Yo tan solo le observé mientras se alejaba. Suspiré aliviado, si llegase a ver la herida se lo diría a mi hermana... y no quiero que eso pase.

Seguí caminando por las calles sin prisa. Pasé por frente de una tienda de electrodomésticos y demás... Entonces algo me llamó la atención.
El escaparate estaba lleno de televisiones, todas estaban en el mismo canal. Era un canal de noticias....

*Televisión* Reportera: Sucesos extraños han comenzado a ocurrir en el centro de Osaka...

En ese instante la emisión se paró... la pantalla se volvió negra. Miré con curiosidad las demás televisiones pensando que quizás esa se había quedado sin señal, pero me equivoqué. Todas las demás estaban igual.

Sin darle mucha importancia miré el reflejo de la cristalera, en el se veían reflejadas montones de personas que estaban detrás mio con cara de espanto mirando las teles del aparador. Me giré y al girarme vi justo a mi lado un chico pelirrojo con una gorra mirando también la supuesta noticia que estaban anunciando.
El chico me miró. Sus ojos eran oscuros...

- ¿Tu tampoco ves nada,eh? - sonrió ocultando sus ojos tras la sombra que le proporcionaba la gorra.

- ... ¿Cómo?- volví a mirar los televisores con la esperanza ver algo... al comprobarlo fruncí el ceño.

- Hm... Ya veo. Considérate afortunado, chaval.

- ¡E-espera! - miré otra vez al sitio donde estaba ese extraño hombre pero había desaparecido, se había esfumado. Lo busqué con la mirada entre la multitud que me rodeaba, no obstante no había ni rastro de él.

La gente estaba muy atenta a la noticia. Al parecer no había terminado. Una de las señoras que se encontraba entre ese montón de personas que se habían acumulado en el escaparate empezó a llorar, otra se fue y así uno tras de otro hasta terminar yo solo en frente de esos cacharros que no hacían nada.
Frustrado por no saber lo que ocurría me di la vuelta dispuesto a irme a casa, pero al dar un paso escuché de nuevo como volvía la sintonización del canal y miré... No podía creer lo que veían mis ojos... Todas las pantallas estaban manchadas de sangre, en el fondo se veía a la reportera siendo devorada por algo que no sabría explicar lo que era, habían cadáveres rebanados por todas partes...

- Q-Quizás sea... un anuncio... -dije dando pasos hacia atrás aterrorizado.- ....- continué observando esas horribles imágenes con temor por unos instantes y seguidamente me fui a toda velocidad a casa.

Minutos después llegué.

- ¡Ya estoy en casa! - dije respirando agotado.

Dicho eso me quité los zapatos, los dejé en la entrada y fui directamente al comedor.

- Saito...? - dijo Asu con una voz de preocupación y me miró.- ¿Como es que has llegado tan tarde? Mamá hace rato que se ha ido a trabajar. Tienes la comida en el microondas.

- D-De acuerdo...

Fui a la cocina y calenté la comida. ¿Como es posible que Asu esté tan tranquila? ¿Es que no ha visto la noticia?

Cuando ya estaba caliente cogí el plato y fui al comedor. Mi hermana seguía viendo el televisor. Estaba justamente mirando la canal que tenían puesta en la tienda.

- ¿L-lo has visto?... - dejé el plato sobre la mesa y me senté en el sofá al lado de Asu.

- ¿Eh? ¿El qué? - hizo una mueca de no entender. - ¿Hermanito estás bien? Se te ve pálido.

- Si, estoy bien. - cogí los palillos con intención de empezar a comer- Entonces no has visto la noticia...

- Si. ¡Dicen que han abierto nuevas tiendas en Osaka! ¡Tenemos que ir!- dijo estirando los brazos animada.

- ¿Qué? ¿T-tiendas?...

- Si. Es lo que han dicho. ¿Por qué lo preguntas?

- P-por nada... - puse los palillos sobre la mesa y me levanté despacio.

- ¿A donde vas?
- No tengo hambre. Voy a mi habitación.

- Bff... -suspiró- Pues después ya te enfrentarás tu a mamá. ¡Yo no quiero saber nada! Ya sabes que se pone echa una furia si dejamos comida en el plato...

Tragué saliva... Es verdad que mamá da mucho miedo cuando se enfada pero siento que si como algo no voy a poder aguantarlo mucho en mi estómago. Las imágenes que he visto me quitan el apetito por completo.

- Ya hablaré yo con ella. - me fui a mi cuarto.

Subí las escaleras al segundo piso. En cuanto llegué a mi habitación cerré la puerta y me tiré sobre la cama. ¿Como es posible que Asu no haya visto nada? Las demás personas que estaban allí conmigo, por sus caras es de suponer que han visto lo mismo que yo... Aunque no entiendo por qué se han parado todas las televisiones... ¿Y aquel hombre de la gorra?

De golpe alguien llamó a la puerta.

- Saito... Isuno ha venido a verte.- dijo mi hermana desde fuera.

- Vale... dile que ahora bajo.

- ¡Ok!

Se sintió como Asu bajaba las escaleras... Me levanté de la cama con pocas ganas, ahora me toca aguantar a la pesada de Isuno, una chica que va a mi clase. Es bastante mona, inteligente y también muy irritante cuando se lo propone. Se encabezó que quería estudiar conmigo.

Yo no es que sea muy listo, yo mismo me clasifico como un estudiante de nivel medio.

Soy Saito Kimura, tengo 17 años ... y vivo en Osaka.

Continuará.

2 comentarios:

  1. Oh, pasaba de casualidad por el blog y me enganché con la historia. Se ve interesante, sólo, debes quitar todos los puntos suspensivos que son molestos a la lectura -mucho mejor que los puntos suspensivos, es un punto y seguido que implica una pausa corto y no una larga como los tres puntos-

    ¡Estaré al pendiente del blog!

    Bye!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! ^-^ Bienvenida al blog!
      Me alegro que te guste y oky, gracias por el cosejo, corregire los puntos suspensivos. Sorry si te molestó >_<

      Subiré pronto el siguiente capítulo! Saludos ~ <3

      Eliminar

Plantilla hecha por Kyaru de SweetLove | Créditos